Historia de la prostitucion prostitutas barcelona años

historia de la prostitucion prostitutas barcelona  años

En fue abierto el dispensario de Nuestra Señora de las Mercedes en la calle de Ramón Berenguer el Viejo, cerca del puerto. Se inauguró durante el Congreso Médico que coincidió con la Exposición Universal y albergaba una enfermería con veinticinco camas en un salón ventilado por grandes balcones. Se clausuró en por causas administrativas. Mientras permaneció abierto proporcionó manutención y asilo a muchas mujeres que carecían recursos monetarios para curar su enfermedad.

Hace años tuve la suerte de entrevistar a Carmen de Mairena en su piso de la calle San Ramón, bien cercana al epicentro en el que me centraré tras esta breve anécdota. Cuando uso el término dominadoras no lo hago porque sí. Resulta sencillo imaginar que los lugares repletos ahora de vetustas viviendas del siglo XIX eran yermos campos donde algunas optaron por probar suerte y ganarse el sueldo con su cuerpo. En era como acudir a una etapa de montaña del Tour de Francia como espectador.

No sólo Marsé ha mencionado en la literatura esta calle. De Casavella a Mathias Enard son muchos los escritores que han evocado el sitio del pecado. La Historia demuestra que la marginación de un problema que dura milenios no lleva a ninguna parte. La tolerancia es una palabra asquerosa porque es hipócrita y tampoco ayuda cierta acoso policial denunciado por las meretrices.

La prostituta legal tenía que ser mayor de 23 años y pasar una revisión médica semanal para demostrar que estaba sana. Estas mujeres recibían el carnet sanitario que les servía para hacerse publicidad: Esa era la otra realidad. Usaban otra estrategia comercial: Eran mujeres que no querían aparecer como prostitutas y sólo lo hacían temporalmente.

Incluso citas a una chica de clase alta que se tuvo que prostituir. Se llamaba María y era hija de un prestigioso notario de Barcelona. Su marido la abandonó con dos hijos. Esta mujer, acostumbrada a un ritmo de vida, tuvo que prostituirse.

Ahora, que debe tener 75 años, sigue siendo guapa. Un contacto me habló del mito de la prostituta a la que llamaban "La Siete Coños" porque tardaba 7 minutos por cliente. Llegaba acompañado por la prostituta y detenía su vehículo en la entrada del hotel donde el conserje tapaba el coche para que nadie viera quien salía de su interior. En la habitación tenían servicio de bar, luces insinuantes y todo tipo de lujos.

Cuando habían terminado llamaban al conserje que les acompañaba hasta la salida siempre por otro lado que la entrada para evitar que los clientes se encontraran de cara. Cuando los clientes llegaban a sus casas podían comentar el partido como si hubieran estado en el campo.

El cliente entraba sin mujer. Si era un habitual le traían a su favorita, de lo contrario le sentaban en el salón, le servían una copa de champagne y las prostitutas desfilaban para que él eligiera. La gobernanta era una mujer que vivía el día a día, que conocía a los clientes y controlaba a las prostitutas. En el libro hablas de las gateras. Era un personaje que desconocía totalmente antes de escribir el libro. Estas mujeres captaban a hombres por la calle, seduciéndolos a pasar un buen rato con una chica guapa.

Entonces lo llevaban a una habitación de una casa y lo dejaban con la prostituta.

Historia de la prostitucion prostitutas barcelona años -

Pero no a todo el mundo le gusta que se mantenga el recuerdo de la prostitución que hubo allí. No sólo Marsé ha mencionado en la literatura esta calle. Una aventura que comenzó de una manera particular: Fotomosaico de Joan Fontcuberta: Qué ver y hacer en Barcelona en un fin de semana. Las fotos de Joan Colom que aparecen en 'Izas, Rabizas, Colipoterras' fueron tomadas entre y Por ejemplo, hablé con el que había comprado los locales dónde antes estaba la pensión Lolita y La Criolla. La gobernanta era una mujer que vivía el día a día, que conocía a los clientes y controlaba a las prostitutas. Se quejaba una copla popular: Barcelona como bien sabemos es una ciudad marítima. Una de cada 25 mujeres era puta. Yo no pero mi amiga Neus de lamevabarcelona. Qué ver y hacer en Barcelona en un fin de semana.

Barcelona siempre ha sido una ciudad usada como puerto de mar. Por este mismo motivo, recibía muchos marineros que, tras largas temporadas sin pisar tierra, al llegar a cualquier ciudad buscaban desahogarse sexualmente. No me han dado dinero para que les haga publicidad, pero me la enviaron sin pedir nada a cambio y gracias a ellos he descubierto detalles de curiosidades de la ciudad que desconocía.

Jajajajaja, que original eres encubriendo las menciones al acto sexual, jajajajaja. A tí también te ha pasado lo del gif? Curioso lo de los tacones, lo de la cara de éxtasis si no lo explicas no me hubiera fijado nunca…. Menos mal que no llevaban purpurina, que luego no te la puedes quitar del pelo y te delat…. El chopped sigue siendo un manjar EXQUISITO preciosa palabra, que hace referencia a quesitos que antaño lo fueron, ex-quisito Yo de hecho me hago ensaldas con chopped de pavo y queso fresco de vez en cuando, o incluso, para ocasiones especiales como recepciones de presidentes o año nuevo, rodajas de chopped a la plancha.

Asi que tranquila, los amantes del chopped seguimos vivos, y todavía le rendimos culto. Alita nos quería engañar pero sólo hay que pensar en qué tipo de persona sigue usando purpurina en el para saber qué estaba haciendo….

Mi cara ahora mismo http: Cada vez que te veo contando batallitas de Barcelona me dan ganas de salir a la calle y aprender sobre Valencia, que no tengo ni idea. Da gusto leerte muchachuela.

Después de leer esto me imagino a las prostitutas diciendo a los marineros: Y bueno la cara de orgasmo de la meretriz rocosa me ha dejado de piedra. Dime qué hice mal, por favor!!!!!!!!! Me ha encantado tu blog. Me encantaría saber tu opinión para decidirme por alguno de ellos…. Un abrazo y sigue escribiendo!! Inés era una mujer risueña, y su modo de bromear con la tristeza del inglés cuando se despide de ella es el inicio del poema que el lord le dedica: Otro personaje de postín, Luis II de Baviera, quedó absolutamente encoñado con una tal Lola Montes, parece ser que gracias a las prodigiosas habilidades amatorias de esta cazadora a lo filipino del siglo XIX, también ella experta en capturar talentos adinerados.

Teófilo Gautier era un gran admirador de la puta hispana, al igual que Prosper Merimé, quien escribió Carmen y otras narraciones gracias a sus conocimientos de campo del modus operandi de la putas andaluzas, quienes le dejaron profunda huella. Y Alejandro Dumas, gran pecador también, llamaba princesas a las putas andaluzas.

En noviembre de se decretaba la reorganización del Patronato de Protección a la Mujer y la creación de establecimientos para regeneración de extraviadas, que venían a sumarse a los centros religiosos ya existentes, los cuales todos habían cobrado nuevo vigor con el franquismo. Es de pensar que todas las asociaciones estatales y religiosas para encarrilar a las jóvenes perdidas tuvieron mucho trabajo tras la guerra, ya que, como decía don Julio Caro Baroja, la estadística objetiva es la mejor arma para discutir contra argumentos demasiado sentimentales.

Y las estadísticas eran duras. Sólo en cuanto a locales, había 1. Una de cada 25 mujeres era puta. Córdoba gozaba de 45; Granada, de 83; Sevilla, nada menos que de Las capitales a la cola de la lista eran Guadalajara y Soria, que sólo tenían de burdeles reconocidos cada una.

Con las leyes antiprostitución ocurría en España algo así como con las antiguas leyes contra las mancebías, y era que no sólo resultaban ineficaces, sino que su reiteración era muestra de que el problema seguía siendo peliagudo. Por otra parte, no hay un Impuesto de Actividades Económicas IAE bajo el epígrafe prostitución, por lo que si alguna ha tenido a bien registrarse en el IAE puede haberlo hecho como artista, por poner un ejemplo.

historia de la prostitucion prostitutas barcelona  años

0 thoughts on “Historia de la prostitucion prostitutas barcelona años

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *